Regresar

COMPARTELO EN

El Gran Cambio

Amados hijos: 

Mantengan la calma, sabemos lo difícil que es un mundo como el vuestro, pero es necesario. La única esperanza de vuestra tierra son los niños que están llegando para entregarles sabiduría y su sencillez. 

La responsabilidad de cuidarlos, amarlos y guiarlos es de ustedes y solamente de ustedes. Los guías ya les dimos todas las formulas, ¡Aplíquenlas! Ya no se distraigan en cosas vanas, envíen a la luna sus dudas y tristezas. 

Se les dijo mil y una veces que están aquí sólo con el propósito único de amar ¿Pero qué significa esto para algunos? Solamente, palabras, amar no sólo es decir "te amo", es actuar con amor, con benevolencia y compasión.

Si ustedes no aplican nunca algo de esto, estarán perdidos por siempre en el círculo de la tercera dimensión con todas sus miserias y desgracias. 

Sean agradecidos con Dios Padre, que todos tienen oportunidades y dones que ofrecer, se puede ayudar tanto con dinero como con una palabra de aliento, y con una actitud de esperanza, siendo ejemplos de verdaderos hijos de Dios. 

¿Qué siente ahora el maestro que vino a enseñar hace más de 2000 años? 

Al ver la Tierra, siente tristeza, pero también mucho amor, tolerancia y compasión. El comprende vuestras debilidades, pero desea ver vuestros esfuerzos para el Gran Cambio, no sigan caminando en círculos ni buscando afuera, cuando lo real está dentro de ustedes mismos, en el reconocimiento de su verdadero yo que es uno con el Profundo, el que nada teme, el que ama por amar sin esperar, el que se compadece de los que sufren, el que ama por encima de defectos y virtudes a su prójimo.

Anímense a dar el gran cambio dentro de vosotros mismos y la rueda comenzará a girar sin detenerse hacia el camino de la felicidad verdadera ¡Que así sea por siempre!

OXALC

Regresar

COMPARTELO EN