Regresar

COMPARTELO EN

PESADILLAS Y CÓMO EVITARLAS

 

Dr. José Luis Pérez-Albela

Médico cirujano

Médico naturista

PERÚ

 

Soñar con algo terrorífico o que nos produce ansiedad es una experiencia que puede afectarnos mientras dormimos.

 

Las pesadillas pueden ser el resultado de un estado de ansiedad o de problemas psicológicos que no se han resuelto.

Un estudio de la Universidad de Chile corroboró lo que siempre manifiesto en mis conferencias y charlas: lo último que vemos o sentimos previamente a las horas de dormir se queda en el inconsciente.  Si usted ve noticias o películas, aunque no sean de terror, tendrá malos sueños.  El estudio observó también que los niños que veían televisión hasta altas horas de la noche, eran más proclives a padecer malas noches de sueño y a las pesadillas.

Si las pesadillas son recurrentes, recomiendo ir al psicoterapeuta para tratar la situación que las está causando. 

Cuando esto les ocurre a los niños, es más difícil identificar la razón o la dificultad por la que atraviesa el pequeño.  Acompañarlos y protegerlos es muy importante para darles seguridad y para que sepan que no están solos.

Sin embargo, generalmente las pesadillas o los sueños de terror son esporádicos y están relacionados con nuestra esfera psicológica y emocional; es allí donde tenemos que examinar y resolver el problema antes de recurrir a los medicamentos.

Por otro lado, comer muy tarde e ingerir alimentos pesados también causa pesadillas.  Si sentimos mucha hambre se puede comer algo ligero pero nutritivo como una sopa de arroz cocinado varias horas a fuego lento, tal como lo hacen los orientales.

 

 

NOTA EDITORIAL: Este artículo ha sido tomado y editado del libro “El Sueño Sagrado” del Dr. José Luis Pérez-Albela, el cual pueden adquirir en la librería de su preferencia.

 

Regresar

COMPARTELO EN