Regresar

COMPARTELO EN

Reflexiones sobre la prosperidad

 

  • Cuando desaparece el manejo correcto de la ecología se va la economía.
  • La ecología empieza por limpiar nuestro propio cuerpo, sudando, estando activo.
  • La educación es de adentro hacia fuera, la instrucción es de afuera hacia adentro.
  • Cada día es una nueva oportunidad para evolucionar.
  • La ociosidad bloquea la prosperidad.
  • El buen humor atrae la prosperidad.
  • Tenemos que dar por dar, amar por amar, sin esperar.
  • El que se niega a “servir” (servicio) es “inservible” (sin utilidad).
  • Debemos pagar nuestras deudas con gratitud y prontitud. El que deja de pagar sus deudas deja de prosperar.
  • El que tiene rencores o resentimientos vive en el pasado y deja de prosperar.
  • Los proyectos son como semillas que hay que esconder bajo la tierra para que germinen, por lo cual se debe evitar comentar nuestros proyectos.
  • Cada día es irrepetible, la oportunidad que se perdió es imposible que vuelva a repetirse.
  • El pasado solo sirve como experiencia para aprender.
  • Las crisis son oportunidades de cambio y evolución. Recuerde que las crisis o problemas siempre pasan.
  • Ya que en el mundo las Bolsas de Valores siempre caen, debemos tender a incrementar nuestros valores humanos.
  • Ser solidarios es dar soles a diario.
  • Debemos tratar de ser más productores que consumidores.
  • Si se cometen los mismos errores constantemente, ya dejan de ser “errores”, se convierten en horrores.
  • Evitar ser demasiado “afectivos” porque se nos irá el “efectivo”, hay que dar pero con justicia.
  • Es muy peligroso automedicarse.
  • Comiendo poco se previene la vejez y las enfermedades.
  • Se debe ayunar por lo menos una vez cada 15 días, nos dará juventud, creatividad y salud.
  • Se debe hacer también ayuno de silencio.
  • El verbo tiene mucho poder, debemos usarlo adecuadamente para prosperar, solo hay que pronunciar cosas positivas.
  • Es bueno madrugar porque toda la naturaleza esta limpia al amanecer y esa energía la captamos en nuestro cuerpo y mente.
  • Evitemos guardar cosas viejas o que dejamos de usar, eso aleja la prosperidad.
  • Cuando uno deja ir las cosas que no son innecesarias, favorecemos a otros y nos deja entrada para cosas nuevas.
  • El dinero es una energía que debe circular, si se estanca, al igual que el agua, se echa a perder. El dinero que se estanca bloquea nuevos ingresos.
  • Hay que bendecir todo. Si maldecimos, nos maldecimos nosotros mismos.
  • Es bueno recibir con la mano izquierda, esto hace que el hemisferio cerebral derecho (el que maneja la mano izquierda), en el cual se encuentran las funciones de lo creativo, se desarrolle, lo cual nos estimulará a tener buenas ideas para prosperar y así poder multiplicar lo que recibimos.
  • San Pablo dijo: “El amor al dinero es el origen de todo lo malo”. Esto es muy cierto, porque es falso que el dinero por sí mismo sea malo, ya que es un instrumento; lo malo es amarlo, dándole importancia primordial en nuestra vida.
  • Tengan mucho cuidado con los juegos de azar, puede generar apego.
  • Cuando un árbol se poda, aparecen más y mejores ramas. De igual forma es con el dinero, una forma de hacerlo es entregar el diezmo al que lo necesita. Diezmar es recibir 10 veces más.
  • Para prosperar se deben oír cosas buenas y sabios consejos.
  • Sólo hay prosperidad donde hay unión familiar.
  • Las personas jubiladas deben seguir laborando, estudiando, leyendo, dedicándose a algún pasatiempo para evitar envejecerse.
  • El negocio es negar el ocio, es crear, es estar en actividad.
  • El que evita el despliegue de su talento es un “lento”.
  • Es importante amar la labor que uno realiza.
  • El que madruga tiene tiempo para todo.
  • Se prospera integrando mente, cuerpo y alma.
  • Tratemos de leer las biografías de los grandes seres humanos, luego ser creativos, aplicar su ejemplo en nuestra vida, pero sin copiarlos, solo para inspirarnos.
  • Ser creativos es encontrarnos en un recreo constante.
  • Más importante es el gozo que el placer. El placer tiene un ciclo y lleva al dolor; por el contrario, el gozo es una constante y nos da felicidad.
  • Somos hijos y herederos del Creador, sin ser dueños de nada en esta tierra, somos dueños de todo.
  • La palabra es poder creador, uno crea lo que cree.
  • Pensar antes de hablar es la clave para prosperar.
  • Evite prestar dinero, es mejor dar labor o en todo caso si se está en condiciones de hacerlo es preferible regalarlo.
  • El verdadero dueño de todo es Dios. Si Dios nos da dinero, nosotros solo somos sus administradores.
  • Hay ricos sin prosperidad y sin embargo hay pobres que son prósperos.
  • Quien sabe olvidar sabe vivir.
  • La prosperidad es una realidad si se vive en humildad.
  • Es falso que la humildad signifique pobreza, la humildad es virtud.
  • Hay gente pobre sin humildad, así como hay gente rica que es humilde.
  • La humildad es pisar tierra, nunca creerse más ni menos que nadie.
  • La palabra humildad viene de “humus” que significa tierra fértil. Pise tierra para ser humilde.
  • Hay que ser generosos. Si se da mucho se recibe igual, aunque debemos dar sin esperar recibir.
  • Además de dar, hay que darse.
  • La casa prospera cuando se tienen las siguientes características: mucha luz y aire, espejos, colores intensos y armoniosos, limpieza, música agradable, los miembros de la familia acostumbran a cantar, tienes plantas, un lugar para la oración.
  • El Magnesol nos brinda prosperidad porque nos ofrece creatividad y salud.
  • Hay que limpiar la casa colocando en las esquinas limones, botándolos cada 5 días, cuando están secos.
  • Al que recibe la aurora, el aura le mejora. El que madruga prospera.
  • El temor y la duda son los ladrones de la felicidad humana.
  • Que sean muchos los que producen y pocos los que disipen.
  • Ser lentos en las palabras y rápidos en la acción.
  • Se debe vivir la unidad. Viviendo en armonía con todos atraemos la prosperidad.
  • Es bueno tener una vela en casa, es como tener el sol en la noche, atrae buena vibración mirar el fuego ya que inspira y estimula.
  • La palabra velador viene de vela. El fuego es sagrado y divino, representa al Espíritu Santo.
  • Cada amanecer al recibir el sol, al darnos luz nos brinda lucidez.
  • Hacer que nuestro fuego interno crezca para vivir dando el ejemplo con nuestras acciones.
  • Hay un fuego sagrado, el fuego de la sexualidad. Este fuego quema cuando carecemos de control sobre él. Empecemos controlando lo que comemos, lo que decimos y pensamos. Esta práctica nos hará fuertes para las tentaciones externas.
  • Es nuestro deber enseñar a otros lo que sabemos, esto también atrae la prosperidad.
  • Caerse está permitido pero levantarse es obligatorio.
  • Debemos saludar y bendecir todo y a todos. Sonreír siempre. Todo esto da prosperidad.
  • Recordar que la salud es muy importante, ya que sin ella, todo lo demás es inservible.
  • La riqueza espiritual genera riqueza material.
  • Si ganamos algo con engaños o mentiras, ese dinero generará enfermedad y escasez.
  • Cuando te roben, ofrece ese contratiempo a las almas del purgatorio y por otro lado piensa que se robaron algunos males que podían sucederte.
  • Al que roba, le robarán. El que roba carece de paz.
  • Solo con la virtud se detiene la decrepitud.
  • Solo con gratitud se evita que sea grave la decrepitud.
  • Hay que aprender a negarnos cuando nos propongan algo fuera de la ley, porque está fuera de la Luz Divina.
  • Nuestra vida es nuestro mejor mensaje. Hay que dar el ejemplo.
  • Evitemos gastar más de lo que ganamos.
  • Tratemos de comprar al contado. Evitemos endeudarnos.
  • La naturaleza nunca se precipita. Evitemos caer en angustias y excesos.
  • Uno debe acostarse escuchando música de grandes maestros. Antes de ir a dormir evitemos oír malas noticias ni ver películas violentas.
  • Debemos expresarnos correctamente al hablar, con esta práctica estamos purificando nuestro verbo. Es importante también expresarnos con dulzura.
  • A los niños debemos enseñarles la importancia del ahorro y el respeto.
  • El que alaba o critica demasiado bloquea su prosperidad.
  • La humanidad se ha degradado porque ha perdido el respeto consigo mismo, si uno quiere cambiar el mundo debe empezar el cambio por uno mismo.
  • El que habla mal: Mal dice. El que habla bien: Bien dice.
  • Busquemos la luz. Hasta los animales y las plantas buscan la luz.
  • Preguntémonos para que hemos venido a este planeta y tracemos metas y objetivos.
  • La más grande virtud es dar en lugar de recibir.
  • Valoremos lo que tenemos en vez de envidiar lo que otros tienen.
  • El ejemplo es la mejor forma de enseñar.
  • Busquemos el reino de Dios y su justicia y la prosperidad vendrá por añadidura.
  • El dinero es de la pareja porque son uno solo. Pensar que cada uno tiene dinero separadamente aleja la prosperidad.
  • Seamos auténticos, evitemos el complejo de mono y de loro.
  • Seamos creativos estimulando nuestro hemisferio derecho, comiendo con la mano izquierda, cantando, meditando y jugando. Nunca dejemos de jugar pues todos llevamos un niño dentro. Nunca dejemos de reflexionar, todos llevamos un anciano sabio dentro.
  • Todos necesitamos de todos, nadie puede vivir solo en el mundo.
  • El exceso de televisión bloquea la prosperidad porque separa a la familia.
  • Cambie de su vocabulario la palabra “trabajar” por la palabra “laborar”. Trabajar es una traba que nos lleva hacia abajo. Laborar es una labor sagrada.
Regresar

COMPARTELO EN