Regresar

COMPARTELO EN

SALUD BUCAL

Dr. José Luis Pérez-Albela

Médico cirujano

Médico naturista

PERÚ

 

La boca es el inicio de una adecuada alimentación y nutrición. Los dientes, la mandíbula y las demás estructuras de esta zona están relacionados con la salud integral del cuerpo.

Nuestra cavidad bucal alberga cientos de diversos microorganismos y en su mayoría son bacterias, y cada zona tiene su propia microbiota.

 

TIPS DE DIAGNÓSTICOS Y TRATAMIENTO

  • Labios superiores inflamados, indican problemas en el estómago.
  • Labios inferiores inflamados, indican problemas en el intestino grueso.
  • La lengua blanca (saburral) es signo de sobrecarga “empacho” y exige una limpieza intestinal.
  • Las boqueras indican deficiencia de vitamina B2 (riboflavina).
  • La lengua despapilada (lisa) indica una deficiencia severa de complejo B.

 

CONSEJOS

  • El cepillado debe ser de arriba hacia abajo y de forma suave para evitar que las encías se retraigan.
  • Usar a diario hilo dental y limpiador de lengua o en su defecto una cuchara pequeña.
  • Cambiar el cepillo cada dos meses, para evitar patologías laríngeas.
  • Limpiar los cepillos en vinagre de manzana o en agua con bicarbonato.

 

 

DENTADURA NUTRICIONAL

 

Los adultos tienen 32 piezas dentales:

 

8 incisivos para cortar verduras y frutas.

4 caninos para desgarrar.

16 entre premolares y molares para moler granos y semillas.

4 cordales o muelas del juicio (algunos adultos no los tienen).

 

Si respetamos nuestra dentadura, nuestra dieta debe tener mayoritariamente: granos, cereales, menestras y semillas.

 

 

EL PAPEL DEL ZINC Y EL MAGNESIO

Estos dos minerales son muy importantes para una perfecta salud bucal, ya que ayudan al sistema inmunitario y el ser humano los necesita durante sus primeros años de vida para crecer y desarrollarse adecuadamente.

 

El magnesio fortalece la dentina y el esmalte, mantiene el pH adecuado en la saliva y quita la ansiedad por comer dulce; además permite que el calcio se asimile mejor.

 

La hipogeusia; es decir, la pérdida de la sensibilidad de las papilas gustativas, es una clara deficiencia de zinc, por eso las personas llegan a salar, endulzar o agregar demasiado picante a sus alimentos. Los puntos blancos en las uñas es otro indicador de su deficiencia.

 

Para evitar la deficiencia de estos minerales les sugiero consumir almendras, ajonjolí, semillas de girasol, quinua, algas, cochayuyo. 

 

RECOMENDACIONES

 

1. Los alimentos ácidos bloquean la ptialina, enzima de la saliva que ayuda en la digestión de harinas; por lo tanto, estas dos clases de alimentos deben consumirse por separado.

2. En caso de gingivitis, es recomendable hacer un enjuague bucal casero con 50g de hojas de llantén, 30g de flores de malva, 30g de té verde, media cucharadita de bicarbonato de sodio y 3 tazas de agua. Ponga a hervir todos los ingredientes durante unos minutos, deje enfriar y almacene en un frasco de vidrio. Puede usarlo tres veces al día.

3. Para evitar el mal aliento, mantenga en la boca un clavo de olor, ya que el eugenol que contiene desodoriza, desinfecta y desinflama.

4. Según la odontología neurofocal, las muelas del juicio están relacionadas con el corazón y el sistema nervioso, por lo que si le causan molestias es mejor retirarlas. Además, la incorrecta alineación de la mandíbula, puede causar problemas oculares, de columna y de cabeza; incluso afectando la circulación de la sangre a esas áreas.

5. Una vez por semana usar junto a su pasta dental, una pizca de bicarbonato o de sal y una pizca de cloruro de magnesio, para una limpieza profunda de los dientes.

6. Los estreptococos de las caries pueden causar dolores articulares. Visite al odontólogo cada 4 o 6 meses.

7. Las amalgamas de mercurio causan intoxicación, estreñimiento y dolor de cabeza. Si las tiene, protéjase con 2g de magnesio, 100 mcg de selenio y 2g de vitamina C al día. Si se va a retirar las amalgamas, duplique la dosis tres días antes y después de la intervención.

8. Los adultos mayores pueden tener mal aliento por la poca salivación, por lo que la ingesta de alimentos como kion, rabanito, nabo y apio, estimulan la salivación.

9. Cuando hay demasiada ansiedad por comer dulces, agregue a su dieta levadura de cerveza, germen de trigo, arroz integral y una dosis diaria de complejo B. También puede alternar a su dieta un multivitamínico.

Regresar

COMPARTELO EN