Regresar

COMPARTELO EN

SIGNOS DE BUENA SALUD EN TU MASCOTA

 

Al no poder comunicarse verbalmente con su amo, los perros muestran signos externos de buena salud o enfermedad. Conocerlos es importante para poder identificar las señales preocupantes tan pronto como aparezcan.

El perro debe tener las orejas limpias. El interior de las orejas de un perro sano debe ser de color rosa pálido, estar limpio y contener poca cera. Ciertos comportamientos también deben alertar, por ejemplo, si el perro mantiene la cabeza gacha o se rasca la oreja con frecuencia. Algunas razas son más propensas a estas dolencias, como los Cocker por sus orejas caídas, o los Poodles por su pelo en las orejas. Por tanto, es importante comprobar periódicamente el estado de las orejas del perro y limpiarlas suavemente.

El perro debe tener ojos claros y vivos. Los ojos del perro dicen mucho sobre su salud, ya que están conectados a los sistemas vascular y nervioso. El examen de los ojos puede mostrar signos de infecciones bacterianas o virales como cáncer, presión arterial alta y diabetes. Los perros sanos tienen ojos brillantes y pocas lágrimas o mocos. Una acumulación anormal de humor acuoso en el ojo puede causar glaucoma. Por tanto, es fundamental estar atento a las posibles manifestaciones de una enfermedad, como lagrimeo o frotamiento del ojo. El blanco (la esclerótica) de los ojos, no debe teñirse de amarillo o rojo.

Un perro sano tiene un pelaje brillante, desprovisto de caspa, áreas ralas, grasa, garrapatas o pulgas. Su piel también debe ser suave y flexible, sin costras ni enrojecimiento. Hay que tener en cuenta que una afección en el pelaje del perro a veces tiene repercusiones en su piel y viceversa.

La temperatura corporal normal de un perro varía entre 38 y 39,2 ° C. La temperatura del perro se puede leer fácilmente por vía rectal con un termómetro electrónico.

El perro debe tener una buena higiene dental. Las encías de un perro sano deben ser rosadas y estar libres de enrojecimiento, aunque pueden tener manchas negras o grises. Los perros no deben tener dientes escamosos ni mal aliento. Mantener una buena higiene dental es especialmente importante ya que la enfermedad periodontal es la enfermedad dental más común en los perros. Se caracteriza primero por mal aliento y luego por signos de inflamación de las encías. 

Regresar

COMPARTELO EN