Regresar

COMPARTELO EN

Yo Superior

Hoy os hablaremos de vuestro Yo Superior…

Toda la sabiduría, el amor, la verdad y la armonía habitan muy calladitos en vuestros propios corazones. A veces los escucháis y otras no tanto. Esto lo sabéis bien, pero ya es el momento que lo ejercitéis de manera constante. Es necesario que empecéis a manifestar todo lo que el Profundo sembró dentro de vosotros desde el principio de los tiempos…

La única manera de realizar este maravilloso acto es tomando contacto con vuestro “Yo Superior”, que representa lo perfecto, es decir, la Divinidad en vosotros. Debéis realizarlo retirándoos un poco del mundo externo para internalizaros y escuchar la suave voz de vuestro “Propio Yo”. Vuestro “Yo Perfecto”, el que jamás se turba ni se engaña, el que está libre de vanidades, odios y rencores. En vuestro “Yo Perfecto” solo habita eso: “Lo Perfecto”, porque es Dios está en vosotros.

Os pedimos esta manifestación porque sabemos que ahora sois perfectamente capaces de hacerlo.

Las anteriores meditaciones e interiorizaciones sirven para conocer a profundidad vuestras mentes, vuestras trabas, vuestros defectos y virtudes. Habéis pasado a otro plano, lo que se hizo se tenía que hacer y ahora ya no lo removeréis más. También habéis llorado, reído y experimentado sensaciones sublimes, y todo eso estuvo muy bien, os calmó, os dio alegrías y la visión de ir más allá de las estrellas, del espacio, de vuestra propia dimensión, de vuestra visión del mundo…

Ahora ha llegado el momento preciso en que debéis tomar conciencia de lo Divino, de lo puro, de lo bello, es decir, de lo que realmente sois…

Meditaréis como de costumbre en relación a la relajación, dejando de lado las expectativas de lo externo, del tiempo y del espacio, dejando a un lado vuestras mentes, incluso nos dejaréis de lado a nosotros también, pues nuestra finalidad ha sido y será siempre que miréis al Maestro que habita en vuestra propia Divinidad.

Debéis saber que sois seres libres. Amar no significa estar atados ni encadenados a nada. Por el contrario, en el amor mutuo amor se es maravillosamente libres, con un grado de conciencia que nos hace conocer que no existe principio ni final, que todo simplemente es Amor y Sabiduría.

Durante la meditación solo estén atentos a escuchar y sentir. Preguntad a vuestro “Yo Divino” qué es lo que necesitáis saber y hacer para seguir evolucionando, y poder escoger las mejores opciones dentro de las infinitas posibilidades que tenéis a vuestra disposición para superar cualquier situación no deseada que podáis estar viviendo.

Meditaréis con fervor pidiendo que se manifieste vuestro “Yo Superior”. Recordad hacerlo, pues esto es demasiado importante para tomarlo a la ligera.

Es nuestro mayor anhelo que vuestra luz interior se manifieste de manera clara y sencilla, con la pureza y el amor que puso el Creador en todos los seres y que se manifiesta solo cuando lo solicitáis con sinceridad, confianza, determinación y amor incondicional. Cuando se cumpla, no os sentiréis jamás solos ni desamparados, no existirán ni sufrimiento ni dolor, pues habréis subido varios peldaños en la escalera de vuestra bendita evolución…

Paz y Luz en vuestros corazones…Los acompañamos siempre…

LOS MAESTROS

Regresar

COMPARTELO EN